Electroterapia y termoterapia

La electroterapia es un sistema de rehabilitación en el que por medio de un aparato se aplican distintos tipos de corrientes como los TENS, que disminuyen la sensación de dolor, o las EMS, que se utilizan para la electroestimulación procurando el fortalecimiento de las fibras musculares.

 

 

Todos los tipos de corriente producen contracciones musculares lo cual produce la vascularización de los tejidos favoreciendo de este modo su recuperación.

 

La termoterapia es otra técnica de rehabilitación en la que por medio de la aplicación de infrarrojos se produce un efecto analgésico y de relajación a la vez que se mejora la circulación de los tejidos.