Técnicas miosfasciales

Dentro de las técnicas miofasciales podemos distinguir los siguientes tipos:

  • Terapia miofascial:

Busca reequilibrar el cuerpo disminuyendo así el dolor y recuperando la función global mediante presiones sostenidas y posiciones específicas.

 

 

  • Terapia manual o invasiva:

Mediante la punción seca de los puntos gatillo miofasciales, fricciones o presiones, y con ayuda del ritmo respiratorio se busca eliminar los dolores musculares.

 

 

  • Terapia cráneo-sacra:

Con maniobras muy suaves y sutiles en los huesos del cráneo hasta el sacro pasando por toda la columna vertebral se pretende restablecer la adecuada distribución del líquido cefalorraquídeo, cuya anomalía puede provocar:

 

-Migrañas, dolores de cabeza, vértigos

-Tínitus (pititos en el oído), sinusitis

-Patología témporo-madibular, escoliosis, cervicalgias, lumbalgias, disfunciones sacro-iliacas.