Masaje infantil

Es una técnica que mediante el estímulo táctil, y de una forma sutil y agradable, pretende mejorar el desarrollo fisiológico, psicológico y emocional del bebé. Es una forma de comunicación a través de las miradas, las sonrisas, el contacto, las palabras y el juego.

Numerosos estudios revelan los beneficios de un contacto afectivo como parte fundamental de los primeros años de vida. También han probado que los bebés prematuros que han recibido las ventajas del masaje infantil aumentan más de peso que los que no lo han recibido y tienen un mejor desarrollo tanto físico como neurológico.

Se realizarán las sesiones, individuales o en pequeños grupos, necesarias para enseñar a los padres a realizar las maniobras del masaje, para que así, se pueda realizar en casa como un modo de comunicación con su bebé que a su vez  consigue llenar de bienestar y serenidad tanto a los padres como a los hijos.