Drenaje linfático manual

Es una técnica terapéutica de masaje suave e indoloro que tiene por objetivo el tratamiento de los trastornos del sistema linfático.

El objetivo es activar la circulación de la linfa para que no se estanque ni sature de sustancias de desecho, dirigiéndola hacia los ganglios linfáticos superficiales.

Indicaciones:

– Edemas: faciales, por embarazo, post-operatorios, traumáticos

– Linfedema congénito o adquirido.

Rehabilitación post-mastectomía: Cabe destacar en este apartado que el linfedema es una de las complicaciones más frecuentes posteriores a una intervención quirúrgica con motivo de la extirpación de un tumor maligno de mama. El tiempo de aparición es variable, pudiendo llegar a tardar incluso años en manifestarse. No aparece de forma brusca, sino que los primeros síntomas suelen ser sensación de pesadez o tensión en el brazo afecto, es importante conocer esto para comenzar un tratamiento precoz y más eficaz. No obstante, es recomendable, siempre después de la intervención quirúrgica realizar un tratamiento fisioterápico para evitar las adherencias de las cicatrices, conseguir una mejor movilidad y fuerza del hombro y evitar complicaciones como el linfedema.

Piernas cansadas